¿Por qué no?

Posted by

Recuerdo llegar a casa, sí, esa la primera palabra que se viene a mi mente..”casa” -no era más que un lugar desconocido al inicio pero las cosas cambian, nosotros cambiamos- llegar y pensar que disfrutaría de tener un cuarto propio y no tendría que compartirlo con ningún extraño..con el temor de no integrarme bien, de no saber que me esperaba en ese lugar ni a quienes hallaría ni el tipo de actividades que realizaría. Para ser sincera me imaginaba estando sentada todos los días en un auditorio y una conferencia con alguien hablando perfecto ingles a toda velocidad, y yo estresada tratando de alcanzarle el ritmo y sin mucha motivación.

Por fortuna, el OAT (On-Arrival Training) fue todo lo opuesto, disfrute mucho cada día mientras aprendía cosas nuevas, a confiar en aquellos seres que me resultaban extraños, a no ser tan cerrada y permitirme ver esos corazones hermosos, aprender y descubrir que aunque cada uno sea de lugares totalmente lejanos en este nuestro mundo, somos tan idénticos como distintos a la vez, nos unen los mismos buenos sentimientos y deseos de tener un mundo mejor, de recorrer otros lugares y seguir viviendo en búsqueda de experiencias, de seguir dando más de nosotros y recibir un poquito de felicidad que viene en tantas formas: una simple palabra, una sonrisa, una lección o una bella amistad. Cada uno espera hallarse a su modo y entendimos que la felicidad no viene solo en lo que ya conocemos, sino en lo que aun somos capaces de descubrir. Que no solo compartimos lo bueno, sino también compartimos los mismos temores y preocupaciones… ayudándonos mutuamente.

Aprendí que no existe ningún impedimento para ir tras cosas nuevas, que esta bien tener miedos porque nos hacen sentir más orgullosos cuando los vencemos, que nos hacen hallar una mano amiga y nos empujan a seguir buscando ser mejores.

El voluntariado es mucho más que una decisión, es la puerta a una nueva etapa de tu vida, a una nueva y mejor versión de uno mismo, mas que una decisión es un descubrimiento, es un empujón, un despertar, un fortalecimiento y todo un crecimiento global que hace uno brille más, que valga la pena pasen los años y hallamos podido darnos el lujo de vivir algo distinto, de aprender más de otras personas, de sus culturas, de sus países, otros idiomas, aprender que tan capaces somos frente a las adversidades, porque ni el idioma es un impedimento, podrá ser algo difícil pero para lograrlo solo debemos buscar maneras…caminos.

Como alguien muy sabio escribió alguna vez: “Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos” además que se disfruta más de aquellas amistades que se entrelazan a lo largo de cada nuevo paso que damos.

Ahora tengo un corazón más grande (e internacional jajaja) , una visión más clara, una mente más fuerte y sabia…y eso con lo poco que he vivido…aun tengo más por descubrir. Todo esta en atreverse y comenzar con un ¿Porque no?

Blog Post Location